miércoles, 29 de octubre de 2014

Campanas de la mañana...






    Resonaron campanas
    al alba, alboreando,
    repicando en los ojos, manantiales de luz,
    Aldabas en las puertas,
    sirenas en los puertos.
    A rebato, arrebatando al día
    su silencio posado en las antenas,
    las tapias, los tejados.
    A fuego, apaga sueños
    que consumen la voz en las gargantas
    con un rayo de fusas confundidas.
    Diluidas en ondas,
    mecidas por los tenues diapasones
    del aire adormecido.
    Repican las conciencias,
    se acaman los trigales.
    Se tensaron los cables del telégrafo
    formando un pentagrama,
    y las negras corcheas, los pájaros del alba,
    cantaron al compás de las campanas.
    Una gota de agua se ha colgado,
    badajo en los olivos,
    como un verde bostezo de metal.






DULCINEA2002


sábado, 25 de octubre de 2014

Hay palabras...








A los que sufren en la ausencia y el olvido.

 
 
 

Hay palabras que duelen

escucharlas a tu espalda

y no decir a la cara;

a veces son como un puñal

que se clava en mi alma

y rasga mis vestiduras,

y son debilidad, temblor,

y miedos, donde yace mi amargura.

 

Hay palabras indiferentes,

que son dolor y sufrimiento

por causa de tu impostura,

sentimientos de un cuerpo,

que desnudan las mentiras

y  dudas de tu censura.

 
 
Hay palabras vanas

que son ausencia y olvido,

como esa estancia vacía

sin rastro de tu dulzura,

y lágrimas de desconsuelo

por causa de tu locura.


 

Hay palabras que rozan,

suenan diferentes y no ahogan,  

como esos versos adolescentes

que a mi alma enamoran,

bálsamos de un alma solitaria

que en soledad llora.
 
Hay palabras…
 
 
 
 
 
 
 
 
Fco. Tras de las casas
 


 



miércoles, 22 de octubre de 2014

JUNTO A LA PUERTA DE GRANADA






Romancillo




¡Plaza de las moreras¡,
rincón  de santo Domingo,
bello arco plateresco;
...el aire propaga un silbo.
Y en la torre de la iglesia,
la campana toca a gloria,
pues Dios se ha recreado
en Úbeda y en la memoria.
¡Plaza de viejas moreras,
rincón cristiano y moruno,
el toque de la campana,
se dispersa como el humo.
¡Arco de santo Domingo¡,
plazoleta recatada,
en la tarde que declina,
me llenas tú de nostalgia...





DONCEL

sábado, 18 de octubre de 2014

Hortelana








Yo quiero ser llorando el hortelano
de las rosas plantadas en mi huerto,
regarlas cuando agosta la canícula
/abrigarlas si sopla el viento yerto.
Alimentar con sueños imposibles
su perfume en la noche y en el muerto
corazón de la noche ciudadana
y en el ardiente suelo del desierto.
No dejaré que mueran mis rosales
mientras mi guardián esté despierto,
ese afán que vigila mi descanso,
el que pone mis ansias a cubierto.
Voy a podar los tallos con tijeras
para hacerlas crecer, mirad, que advierto
que no permitiré ningún intruso
en el santo recinto de mi huerto.



 
 
 
 
Mª del Carmen Guzmán   - Dulcinea2002  -

martes, 14 de octubre de 2014

Recordando








 
 
 
 
 
Recorriendo los senderos
veo como todo ha cambiado.
Los árboles desnudos recorren el camino
y una gruesa capa de nieve
cubre como un manto todo el paisaje.
Apenas se oyen pájaros cantando.
Hace demasiado frío para volar.
Ya ninguno puede salir a conversar.
Recuerdo cuando todo era verde.
Días en los que las flores y la hierba
iluminaban el entorno
y lo llenaban de color y emociones.
Cálidos días en los que solíamos pasear.
Horas y horas sin rumbo fijo,
contemplando todo aquello que nos rodea
y parecía maravilloso.
Ahora ha llegado el frío.
El invierno abraza la tierra.
Paseo solo por los húmedos caminos.
Entre la penumbra.
Recordando.





JAVIER PRATS

viernes, 3 de octubre de 2014

LOS MIRADORES











                                         Me conformo al ver sólo tu silueta,
¡oh!, la Sacra Capilla, dibujada,
pues al cielo afluyó la luz rosada
y el azul tan puro a la paleta.
 
¡Oriente ya levanta por los Cerros!,
con silencio y sigilo de la noche,
y es El Salvador su bello broche,
aunque veamos su contorno negro…
 
¡La belleza se esparce por la Loma!;
el cielo se engalana y ornamenta
con colores que a la ciudad impregnan
y Úbeda, recatada… al valle asoma.
 
La paleta, preñada de colores,
al mirar esos bellos miradores.
 
 
 
 
 
 
DONCEL
 
 
 



jueves, 2 de octubre de 2014

Una casa con mi sangre.










(dedicado a la Farga por sus 45 años).


 
Cuántas lágrimas de dolor voy a soltar
cuando en mi cabeza te empiezo a recordar...
Hace cuarenta y cinco años te levantaron
y treinta y ocho promociones por ti ya pasaron.
Mis antecesores dejaron en ti mucho sudor,
ya que por mi sangre fuiste levantada, ¡qué honor!
Tú conviertes al niño en un hombre bueno
como la fragua que hace el acero ajeno.
Tu día es el mismo que el de la obra de Dios,
tu día es en octubre, siempre en el dos.
Siempre dejaste una llama azul en mí,
y te agradezco por hacerme tan así...
Con orgullo andaré siendo el nieto de tu fundador.
 



 
 
 
Pau Rossy Sesé