sábado, 21 de abril de 2018

Ensueños en el jardín.















Llamó a mi corazón un claro día, 
con un perfume de jazmín, el viento...
( Antonio Machado )

...La brisa en el jardín,
junto al rosal bello, 
pleno de pétalos,
rozó mi corazón 
con perfume de jazmín...,
el aroma conocido
de una noche del estío:
el aroma que en el baile
a una doncella yo olí,
en medio de una música ...gentil.

Los pétalos cayeron,
la fuente enmudeció.
Tan sólo el jazmín
se abría en el balcón 
y por siempre quedó en mi corazón.
Y aquel viejo jardín,
se hizo ensueño bello
en las noches con brisa del estío,
en las noches de corazón bello.



Doncel de Úbeda

martes, 17 de abril de 2018

ABRIL

















Bajo este florido almendro,
Abril, hoy escribirte quiero,
a ti que eres de aguas mil,
de tormentas y aguaceros.
El campo, la tierra, los pájaros,
te echamos mucho de menos;
después de este largo invierno
hasta el amor brota de nuevo.
Verdean valles y prados,
siembra el labrador centeno,
canta alegre el ruiseñor
en la huerta junto al reguero.
Entre los verdes trigales
se escuchan a los jilgeros
por la mañana cantar
alegres bajo el lucero.
Asoman los garabatos
de las cigüeñas durmiendo
y vuelan las golondrinas
por los despejados cielos.
Mayo será mas hermoso
si Abril acaba lloviendo
y florecen los bancales
en las lindes de los pueblos.
Se aman tanto Abril y amor
que son como anillo al dedo;
a la sombra de los pinos
sellaron amor eterno.
En el corazón guardamos
nuestros mejores secretos
y en un banco de la plaza
juramos volver a vernos.

Francisco García tras de las Casas

miércoles, 11 de abril de 2018

ARREBATOS ...










Mis romances dialogados

Arrebatos de pasión
constaban en el sumario,
y al borde del precipicio
por la vida caminaron.

Yo soy de ese tipo de hombres
que sin juzgar condenaron;
y por culpa del querer
fue al olvido desterrado.

Arrebatos de alegría
y del bullicio alejados;
de esos lugares inciertos
y ambientes envenenados.

Con las cosas que más duelen
las vestiduras rasgamos,
con la música de móviles
sufrí mas de un sobresalto.

Los metros de madrugada
para mí fueron un calvario;
desde el punto de salida
marcaron mi calendario.

No me voy a sentir mal
porque digan que soy raro,
si los senos de la luna
he tocado con mis manos.

Pocas cosas más me inspiran,
contemplar a cielo raso,
y mis nobles pensamientos
no encuentren ningún obstáculo.

Quien no jugó una partida
con los naipes amañados,
y bailó con el olvido
el val de los fracasados.

Que tendrá esto del amor
que cuando ya lo enterramos,
aparecen arrebatos
escritos en el sumario.



Francisco García Tras de las Casas.


viernes, 6 de abril de 2018

¿ Cómo es el mar ?















Para Lourdes Robles.

¿ Cómo es el mar ?
¿ Será grande y azul, tan bello?
Será grandioso
con sus ondas plateadas...
y armonioso,
al compás del movimiento.
Es como un vals
que se mueve a ritmo lento.
Con unos flecos
que acarician a la playa.
¡ Olas tan albas !
convertidas en espuma.
¡ Azul verdoso !
en el vaivén del agua...
La mar, tan bella,
encandila a la mirada.
¡ Alegre vista !
que hiere el alma.
Absorto en ella,
...¡ La mar .... es plata !




DONCEL de Úbeda

jueves, 22 de marzo de 2018

Ausencia ...

















Una mañana de Marzo,
yendo por la meridiana,
entorno del mucho ruido,
sentí que una voz me llamaba;
sentí que esa voz susurró:
¡Vete y sueña desde tu alma!

¡ Qué triste es vivir pendiente
de un metro de madrugada!
y que te despierte el ruido
de las ambulancias blancas;
de las muchas emociones
en las olas de las sábanas.

Los árboles no tienen hojas,
al aire algo le falta,
en la ausencia y el olvido,
el amor pierde la calma,
el amor sufre en la ausencia
la soledad de la cama.



Francisco García tras de las Casas

sábado, 17 de marzo de 2018

TARDE DORADA















Y en la clara tarde

de invierno, dorada,

la flor blanca y rosa

me hechiza y me halaga.

Enjambre de flores

aterciopeladas,

que lanzan al aire

nubes perfumadas,

y adornan el huerto

junto al colmenar,

en la tarde bella

de luz y destellos,

con un fondo rojo

del sol que se va.

... Y en la clara tarde,

yo aprendí a amar.



DONCEL DE ÚBEDA